domingo, 27 de marzo de 2011

Sierra de Quesada en invierno


Sierra de Quesada en invierno. Oleo y acrílico sobre lienzo. 61x46. 2009

La tarde de nochebuena de 2008, recién llegado de Granada me subí a la azotea con la cámara. Aunque con tanta construcción cada vez se ve menos paisaje aun se podía, puede, disfrutar de buenas vistas. Hacía una tarde casi "como las de antes": olor a lumbre y a humedad fría y una luz mortecina que acentuaba todos los matices invernales. Aprovechando el zoom de la cámara y como me gustaban los colores y la tarde, hice unas cuantas fotografías, casi buscando ya con el encuadre la composición definitiva. En este caso salió casi tal cual. Sin necesidad de borradores previos, pintando directamente en el lienzo con la fotografía delante.





Desde el objetivo de la cámara me llamó la atención la silueta de los pinos sobre el fondo blanco. Son los pinos de las zonas altas de la sierra. Creo que  de la especie salgareño o negral ("Pinus Nigra"). En los rincones apartados donde están los más viejos, tienen formas espectaculares con troncos grandes y rectos y ramas que tienden a la horizontalidad. Como digo, desde el objetivo de la cámara se veían perfectamente destacando sobre el fondo de nieve. Llevé su recuerdo a la composición para que al igual que aquella tarde de nochebuena mandaran los pinos y la nieve. Sólo falta el humo de las lumbres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario