jueves, 24 de marzo de 2011

Tejas

Tejas. 2001. Oleo sobre lienzo. 60x46

Mi casa en Ancha de la Virgen era un tercero. La mayoría de las casas del barrio eran, son, de dos plantas. Quedaba por tanto la mía por encima de las vecinas. Y se veía desde los  balcones un paisaje  de tejados, miradores, antenas de televisión, antiguos postes abandonados de tendido eléctrico y telefónico... Los plátanos del Campillo y el torreón de Bibatuabín cerraban el horizonte. Como corresponde al barrio, todo se veía un poco viejo y decadente. 

Y en los tejados y en todos los rincones, muchas palomas y algún gato. Era muy entretenido verlas palomas pelearse, aparearse, poner huevos en los canalones. Estaba uno en su balcón, en una de esas tardes achicharrantes de verano, al poco de irse el sol,  espiando y observando a las palomas como si uno  fuera uno de esos que hacen reportajes de vida salvaje para la segunda cadena. Lo mismo o muy parecido, pero en casa de uno con cerveza fresquita y sin leones.


Pongo aquí una foto que hice la madrugada de un día de diciembre de 2004, preparándome para ir a trabajar mientras fuera caía aguanieve. Tejas, antenas, viejos tendidos... Lo que decía antes.



Para la pintura de hoy partí de la foto de un tejado, Ancha de la Virgen esquina San Jacinto. Sobre esa misma hice luego alguna prueba de color: Posteriormente hice  un primer boceto en Paint. A la mitad del trabajo una foto digital del estado de la pintura que volvía a retocar  para probar colores. Me doy cuenta que esto que yo hacía era de una gran modernidad o modernura. Lástima que nadie más que yo sabe que ya lo hacía allá por el año 2001. Y como no lo patenté...







No hay comentarios:

Publicar un comentario